miércoles, 22 de abril de 2009

Un poquito de la niña real que hay detrás de Roxanne...

Hoy lo miraba, lo escuchaba hablar y me preguntaba "¿Cómo pude enamorarme de él?"... Para comenzar no soy muy fanática de los rubios (siempre pensé que rubio e inteligencia no se llevaban muy bien, prejuicios de una cabezita provinciana...), y siempre me fascinaron los intelectuales (o intelectualoides, nunca fui muy buena diferenciándolos)... De esos que te recitan un poema mientras te hacen el amor, que te preparan una cena con velas mientras como música de fondo suena Chopin, y que se exasperan discutiendo política, filosofía, religión con argumentos sumamente técnicos, revoleándose libros por la cabeza...

Y llegó él... rubiecito, de ojitos claros, con un vocabulario mezcla de cumbia villera, los redondos y, fundamentalmente, Rodrigo... con esa tonadita cordobeza que hace que una pierda la cabeza... y con un prontuario de antecedentes que supera con creces mi prontuario de carreras comenzadas y abandonadas en la universidad (no pregunten... fueron muchas...).

Mis ex anteriores si salían en los diarios lo hacían en las páginas regionales, culturales, sociales: "zurditos roñosos toman la Universidad del Comahue... 120 vagos, atorrantes, delincuentes... que no quieren estudiar..." (uno de los ejemplos), él, también el otro día salió en los diarios, en la página de policiales... Y... no es el muchacho ideal como para presentarle a mamá y a papá (abuelo, abuela, tía, primos, hermanos, amigos...), pero... es lo que hay... El diario decía que lo habían condenado a 9 años, un simpático lector acotó que deberían haberle dado 20, que esa gente no cambia, que cuando salga va a seguir en lo mismo (¡¡¡¡pena de muerte a todos los negritos de la región que no nos permiten vivir tranquilos!!!! menos mal que el muchachito es rubio)...

Estaba diciendo... hoy lo miraba, lo escuchaba y pensaba "¿Cómo pude enamorarme de él?"... En este último tiempo he tratado de justificar por todos los medios los "ilícitos" que cometió, pensando como forma de eso el vivir en una villa, con condiciones muy precarias, muchos hermanos y todas esas cosas ya por demás repetidas... no sirve... el otro día un amigo me hizo dar cuenta que con ese discurcito lo único que se hace es condenar la pobreza (como que el hecho de ser pobre te lleva necesariamente a delinquir). Así que decidí no justificarlo (o condenarlo) más, decidí pincharlo todo lo que sea necesario para que el día que salga pueda comenzar de nuevo con verdaderas oportunidades...

Hoy, después de mirarlo y escucharlo... y pensar... recordé la primera vez que lo vi (y que pensé... "no puede estar tan bueno..." que muchacha superficial...), nuestras conversaciones, todo ese mundo nuevo que fui descubriendo, el poder entender (¿mentendé?) aunque sólo fuera un poquito a ese otro del que siempre hablan los medios, justificándolo o condenándolo... Tal vez el atento lector tenga razón y de acá a 9 años (poco menos con buen comportamiento), cuando le concedan la libertad, vuelva sobre sus pasos y siga con lo mismo; pero al escucharlo, al verlo, tal vez mi mirada sólo sea la mirada de una chica enamorada, pero creo que realmente piensa cambiar y me gustaría estar cerca suyo (no sé en carácter de qué, y ya tampoco me importa mucho) para ayudarlo en ese proceso...

Y no... todavía no descubro qué fue lo que me llevó a enamorarme de él... pero creo que si pudiera elegir, lo volvería a hacer...

5 comentarios:

caselo dijo...

Amiga hermosa, es lo más bello que has escrito. Este texto te refleja de cuerpo entero, además de dibujar con tus palabras al dueño de tu corazón. Por favor, no te preguntes el por qué, el cómo o el cuándo. Simplemente vive esa realidad que es tan tuya, tan de tu alma, de tu corazón, de tu cuerpo. Adelante amiga, me alegra montones leer semejante radiografía de tu alma.

Un abrazote, un besito y miles de aplausos

Carlos Eduardo

Javier dijo...

así es, cuando sale del corazón somo nosotros tal cual...
Me alegro haber pasado un rato por acá.
Un abrazo

Juliett Farnesse dijo...

que este si que no es como Don Sebastian!
A veces el hecho de delinquir pasa por otras situaciones no precisamente por la condicion humana. Ademas delinquir, depende de que tipo de situacion sea.

Ruth L. Acosta dijo...

Roxana...

Sabes? Me alegra mucho haber pasado por aqui... sabes porqué? Cuantas veces, inconsciente ó involuntariamente, quizás tendemos a criticar ciertas situaciones ó condiciones que viven otras personas, es fácil juzgar e incluso opinar, cuando no nos detenemos a pensar que cualquiera podemos enfrentarnos a ese tipo de situaciones, nadie estamos excentos de vivir algo parecido...

Quiero que sepas que hay muchas personas que te entendemos y que estamos contigo, y así es la vida, hay veces que no podemos controlar a nuestro corazón, el tiene vida propia...

Te mando un beso con mucho cariño desde México.

Reina dijo...

Roxane, es precioso lo que has ecrito y cómo lo hecho; Llego el rubio con ojos azules y te enamoraste de él; ¿cómo? es posible que nunca lo sepas, porque no manda nadie en el amor, ni en los sentimientos: Sólo ocurre. Disfrútalo y se feliz.

Un besazo

Post.- A mi toda la vida me gustaron los morenos de ojos oscuros...